Skip to main content

2019: ANTES QUE RESOLUCIONES, MEJOR PREGUNTAS DE AÑO NUEVO







Por Jorge Manuel Zelaya Fajardo
www.jorgemanuelzelaya.com
Enero 1, 2019
                       

Hal Gregersen no me conoce personalmente a mí. Yo no lo conozco personalmente a él tampoco; pero él es en gran parte responsable de que yo escriba estas líneas.
El doctor Gregersen es el director ejecutivo del Centro de Liderazgo del MIT (siglas en inglés del Instituto Tecnológico de Massachussets) a la vez que el autor del libro “ Las preguntas son las respuestas.” publicado en noviembre del año recién pasado.
En su forma de pensar he encontrado reflejado el hilo intelectual de algo que he experimentado durante varios años en mi vida personal y profesional; pero que particularmente acabo de validar al cierre del año 2018.
Cuando empecé mi carrera docente a los 18 años de edad (y en los años subsiguientes) yo estaba completamente seguro de que mi éxito como profesor debía consistir en que fuera capaz de saber TODAS LAS RESPUESTAS de las preguntas formuladas por mis alumnos. Posiblemente por mi corta edad y experiencia, nunca quise dar la impresión de no saber algo de la clase que impartía en su momento.
Hoy, unas cuantas décadas después, estoy completamente convencido que mi responsabilidad es saber TODAS LAS PREGUNTAS. Con el tiempo me he convertido en un PP (preguntador profesional). Ya no tengo temor de no saberme todas las respuestas (por supuesto con el compromiso de que si no tengo la respuesta en ese momento, al día siguiente el estudiante tendrá de mi parte la respuesta  investigada en detalle).He descubierto que cada alumno, necesita ser escuchado a través del instrumento más sencillo para poner a trabajar el hemisferio izquierdo y derecho de su cerebro: LA PREGUNTA.

Al inicio de todo año la gran mayoría de personas se sienten emocionalmente motivadas y llenas de energía para escribir sus resoluciones de año nuevo. En lo personal soy un detractor confeso de dichas resoluciones, por su alta inefectividad. Numerosos estudios de la conducta humana lo confirman, entre los que destaca el de la Universidad de Scranton (estado de Pennsylvania en Estados Unidos), donde se establece que sólo el 8% de las personas que se proponen “resoluciones de año nuevo “logra alcanzarlas al final de los 12 meses después de concebidas.
Por otro lado las metas, mediante planificación estratégica o un sistema de seguimiento / rendición de cuentas son, sin duda,  la forma menos imperfecta para definir lo que queremos alcanzar. Sin embargo, el pensamiento de Gregersen es, en mi opinión, lo que valida aún más la efectividad de una meta.

Este 31 de diciembre recién pasado, poco después del mediodía, efectué un ritual que desde hace algunos años atrás (me hubiese gustado tener este hábito desde niño) practico cada ultimo día del año por terminar. Cuidadosamente revisé y evalué las metas personales que me puse en enero contra los resultados obtenidos a diciembre de 2018. Si bien algunos resultados fueron halagadores, algunos no tanto y otros mostraron resultados en extremo pobres. Justo aquí es donde nace la importancia de LAS PREGUNTAS.
Todo cambia al usar la palabra interrogativa ¿PORQUÉ? ¿Por qué no lo logré? ¿Porqué algunas metas se logran con relativa facilidad y otras no?  El sólo incorporar la pregunta ¿PORQUÉ? me llevó a escribir 15 preguntas adicionales que me permitieron establecer con claridad las razones por las cuales no se pudieron llevar a cabo dichas metas con buen suceso. Sin embargo, tal vez el mayor hallazgo de las preguntas es darme cuenta    de que al final del día el único responsable (no culpable) de no lograrlas soy yo. Nadie más. 

Estoy convencido, con base en mi experiencia y conocimiento, de que la mejor forma de buscar lograr algo en cada año que comienza, debe de ser ponernos metas producto de hacernos las preguntas adecuadas antes. La primera pregunta debe ser ¿PORQUÉ? ¿Porqué busco esa meta? ¿Por qué no logré la misma meta el año pasado…y el anterior? ¿Porqué algunas si y otras no?

Cuando el ser humano tiene metas, las metas se convierten en un imán magnético que le impulsa a lograrlas. Sin embargo, no hay mejor manera de ponerse metas que hacerse las preguntas correctas y directas antes. Las preguntas correctas deben de estimular la dopamina y la serotonina (los “buenos” neurotransmisores en el cerebro humano) y no el cortisol (el neurotransmisor del estrés).
Preguntas correctas antes de ponerse metas, son en extremo eficientes y rentables. Nos reducen la emotividad y nos confrontan con la realidad. Una vez agotadas las preguntas…las metas se convertirán en las respuestas en sí mismas.  
En 2019…nuestra calidad de metas por alcanzar será directamente proporcional al calibre de preguntas realizadas antes.  
Y si el 31 de diciembre de 2019 nos encontramos con que no logramos algunas metas entonces será momento de hacer PREGUNTAS de nuevo (algunas nuevas y otras no tanto). El círculo virtuoso ha comenzado.



Comments

Post a Comment

Popular posts from this blog

EL DECÁLOGO DE MAVILA

  “Un viaje de mil millas debe comenzar con un simple paso” Proverbio Chino. En mis clases de Gestión de la Calidad en los distintos Programas de Maestría en la Universidad Católica de Honduras, hay un tema que me apasiona particularmente porque tiene que ver directamente con mi país, con la Región Centroamericana y con Latinoamérica entera. Es un tema teórico pero con una aplicación práctica real. Es un tema fácil de entender, pero difícil de aplicar. Es un tema en que todos coincidimos, pero pocos aplicamos. Ese tema es el Decálogo del Desarrollo de Octavio Mavila. Octavio Mavila, distribuidor de motocicletas japonesas en Perú durante décadas, viajó varias veces al Japón por negocios. Su inquietud por saber cuál era la diferencia principal entre los obreros japoneses y peruanos lo llevó a estudiar con detenimiento cada viaje y descubrir que la clave era la forma como los niños japoneses aprendían progresivamente los valores de la vida. Tal observación lo impul

FERNANDO HERRERA: EL PROFESOR DE 33 AÑOS DE EDAD CON 137,000 ALUMNOS.

    Por Jorge Manuel Zelaya Fajardo www.jorgemanuelzelaya.com Junio 11, 2019                                        La primera vez que platiqu é en persona con Fernando Herrera me pareció un hombre sencillo, un tanto introvertido y con sinceros deseos de compartir sus conocimientos y experiencias. Me senté con él en un modesto café en un concurrido centro comercial de Tegucigalpa, Honduras en una tarde de miércoles.   Cuando terminé la reunión con él, yo seguía pensando lo mismo que al inicio; pero ahora yo tenía ciertos adjetivos que agregar para describir a Fernando. Adjetivos para describir los impresionantes números logrados por este joven nacido en Guápiles, provincia de Limón, en el caribe de la hermana república de Costa Rica hace 33 años.   Nunca me imaginé que estaba hablando con el instructor con más alumnos registrados (137,922 alumnos en 22 cursos) en idioma español (España y América Latina juntas ) en UDEMY ( plataforma en línea de aprendizaje cuyo p

EL LIDERAZGO DE SAN FRANCISCO DE ASÍS

    Por Jorge Manuel Zelaya Fajardo www.jorgemanuelzelaya.com Octubre 7, 2020         “Empieza por hacer lo que sea necesario; luego haz lo que sea posible y de repente estarás haciendo lo imposible.” --   San Francisco de Asís      Escribir estas líneas es enfrentar un majestuoso reto.   Estas líneas no son una biografía ni un escrito religioso. Son un análisis contemporáneo, desde el punto de vista humano, de un liderazgo transformativo como pocos:   El liderazgo de San Francisco de Asís.   San Francesco d’ Assisi nació en 1182 bajo el nombre de Giovanni di Pietro Bernardone   para llegar a convertirse en una de las figuras más prominentes de la espiritualidad cristiana de todos los tiempos. Las enseñanzas de su vida se mantienen con fresca relevancia y vitalidad    más de 700 años después de su muerte. Tal vez, hoy día, más que nunca. La vida de San Francisco de Asis es sencillamente una historia extraordinaria de inicio a fin. Está repleta de contrastes, luc